Las Condes. Lazos, el programa basado en riguroso modelo norteamericano para la intervención de NNA con alto riesgo socio delictual

Ya son 138 familias de niños, niñas y adolescentes (NNA) las que han recibido un tratamiento completo, desde el 2019 a la fecha, con una intervención multisistémica que aborda las necesidades en el entorno de los menores, con el fin de conseguir un cambio que pueda sostenerse en el tiempo.

Compartir

“Hay niños/as que arrastran costumbres que son muy perjudiciales, o viven en un entorno que muchas veces les presentan dificultades, y hay evidencia que demuestra que si se logra hacer un cambio en la ecología de los chicos, el efecto es mucho más inmediato y se puede sostener en el tiempo”, explicó Carola Fuentes, coordinadora y supervisora clínica de Lazos, para resaltar la importancia de que la Municipalidad de Las Condes cuente con este tipo de programas.

Instaurado en 2019, bajo la supervisión de la Subsecretaría de Prevención del Delito (SPD), Lazos se convirtió en el espacio preciso para que niños, niñas y adolescentes (NNA), entre los 10 y 17 años, 11 meses y 25 días, con un alto riesgo socio delictual, pudiesen tener un apoyo integral 24/7 por parte de psicólogos, y con ello evitar cualquier causa que pudiese facilitar el inicio de una posible carrera delictual.

En relación a lo anterior, son cuatro los componentes de intervención diseñados para responder a las necesidades que pudiese presentar cualquier NNA: Equipo de Detección Temprana (EDT), Programa de Parentalidad Positiva (Triple P), Familias Unidas y Terapia Multisistémica (MST).

En el municipio, opera EDT, a cargo de dos trabajadoras sociales, y MST, con cuatro psicólogos, quienes en base a un riguroso modelo extranjero realizan intervenciones multisistémicas. Esto quiere decir que no solo se trabaja con NNA, sino que también con toda su ecología, considerando familias, colegio, barrio, entorno, etc.

La importancia de intervenir con la familia

El trabajo del equipo MST está basado en nueve principios fundamentales, y pone énfasis en el enfoque positivo, centrado en las fortalezas, y en aumentar la responsabilidad.

En ese sentido, primero, se realiza un levantamiento de información y se establecen objetivos a trabajar junto a las familias. Luego, se hace un chequeo de todas aquellas habilidades que puedan tener, así como también las que les faltan, y en base a las que ya posean, se busca poder reforzarlas.

Para la coordinadora del programa, la intervención familiar es algo fundamental: “Los niños son el futuro del Chile, y uno no quiere verlos en las calles consumiendo drogas, robando o prostituyéndose. Hay ocasiones en que los chicos que están siendo intervenidos no están con sus padres, sino que son sus abuelos quienes se hacen cargo de ellos, y esa brecha generacional muchas veces no colabora con lo que uno busca, por eso es tan importante apoyarlos”, señaló.

El ingreso

Las vías de ingreso son variadas y EDT juega un rol muy importante, ya que son ellos quienes efectúan las derivaciones al programa, las que pueden venir por el boca a boca de la gente, los colegios y centros clínicos, o bien, a través del Programa de Seguridad Integrada (PSI) 24 horas de Carabineros de Chile, siendo este último al que se le da mayor urgencia.

El PSI surge gracias a un convenio efectuado a nivel nacional con las municipalidades. Se elabora un listado, y cada vez que se registre a un niño en una situación de infracción, Carabineros lo sube a un sistema y reporta cuántos de esos NNA corresponden a la comuna.

Cómo opera Lazos

El sistema se caracteriza por ser intensivo, lo cual implica que los psicólogos visiten, como mínimo, tres veces a la semana a sus familias. Esto permite tener una alta frecuencia en las intervenciones, ya que son solo cuatro meses de trabajo. En este período, se van armando planes semanales y se evalúa constantemente si se está yendo por el camino correcto, para que el menor cambie y la familia pueda adquirir buenas habilidades.

El modelo de intervención está basado en evidencia de variados estudios, es muy preciso, y está diseñado para que se cumpla y ejecute de una manera específica. Para ello, se aplica una evaluación 360, la cual permite que todos sus actores mantengan una adherencia a la forma.

En esa línea, las familias evalúan al terapeuta y el terapeuta a su supervisor. Asimismo, el equipo completo de psicólogos evalúa a un consultor experto, también psicólogo y perteneciente a la SPD, y ese consultor, a su vez, evalúa a su ‘coach’, quien asesora desde Estados Unidos.

Para Fuentes, lo recién mencionado grafica perfectamente la rigurosidad con la que se desarrolla Lazos. “Los datos están. Hay variadas fórmulas para revisar resultados instrumentales y clínicos sobre la labor que realizamos. Hay mucha gente que está constantemente siguiendo el trabajo que se hace, y eso es importante”, enfatizó.

Desde que se implementó el programa en el 2019, hasta la fecha, se han intervenido a 143 familias, de las cuales 138 ya tuvieron oportunidad de tratamiento completo. Y si bien en comienzo solo se atendía a personas que pertenecieran a la comuna, entre 2020 y 2021 se estableció un acuerdo para ampliar la intervención también a familias con niños de Lo Barnechea, La Reina y Vitacura, que tuviesen alguna vinculación con la comuna, como por ejemplo, estudiar en un colegio de Las Condes.

Quienes quieran obtener más información o realizar cualquier consulta, pueden contactarse al correo edt@lascondes.cl, o bien, visitando la página web de lascondes.cl.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.