Las Condes. Vínculos: la importancia de la detección temprana de situaciones de riesgo en niños y adolescentes

Las Condes trabaja un modelo de prevención enfocado especialmente en menores de mediana complejidad.

Sìganos

compartir:

La participación de niños, niñas y adolescentes (NNA) en la comisión de delitos es una materia que genera preocupación de forma transversal en Chile, y de acuerdo a la amplia evidencia presente en estudios nacionales e internacionales, este fenómeno es de los más relevantes en la criminología. Por lo anterior, resulta necesario actuar incluso antes de que se generen conductas tendientes al quebrantamiento de las leyes.

En esta línea, Seguridad Las Condes, a través de sus planes de prevención, durante los últimos años identificó que es esencial abordar esta problemática de forma temprana, y por ello implementó el programa Vínculos, dedicado a la atención de NNA y con el que se busca prevenir comportamientos problemáticos y asociados a transgresiones, ya que, al tratar estas conductas de riesgo, se disminuye la probabilidad de que se desarrollen carreras delictivas de larga duración.

Dicho programa se enfoca en reducir la probabilidad de ingreso de menores de mediano riesgo sociodelictual, de entre 10 y 17 años, a unidades policiales por actos delictivos. Y con ese segmento, de especial relevancia por tratarse de potenciales individuos de alto riesgo, se trabaja fortaleciendo factores protectores que permitan su adecuado desarrollo psicosocial.

Para prevenir de manera eficaz la delincuencia juvenil, Vínculos ha apuntado al desarrollo armonioso de los niños y adolescentes. Por ello, el programa tiene cuatro ejes, los que tienen relación con:

  • Prevenir la aparición de problemas conductuales y emocionales en los niños, niñas y adolescentes favoreciendo el adecuado desarrollo infantojuvenil en cada una de las etapas del ciclo vital.
  • Identificar y prevenir situaciones de riesgo a nivel familiar e individual que favorezcan el adecuado crecimiento de niños, niñas y adolescentes.
  • Reducir y/o eliminar los conflictos familiares que permita mejorar la convivencia y comunicación familiar.
  • Conectar a las familias con las redes institucionales de la comuna que contribuyan con la solución del problema identificado en la familia.

El sistema de trabajo

Vínculos se puso en marcha en febrero de 2020 y en la actualidad está compuesto por una coordinadora (psicóloga), dos psicólogos y una trabajadora social, quienes entre 2020 y 2022 han atendido a 180 NNA y a sus familias en Las Condes. En el presente atienden 37 casos de niños y jóvenes junto a sus cuidadores y redes familiares.

Según detalla Isidora Peñafiel, coordinadora del programa, cada intervención “dura cinco meses y se divide en un mes de diagnóstico psicosocial y cuatro meses de intervención terapéutica familiar. Las sesiones se realizan una vez por semana con una duración de 1 hora, y se llevan a cabo en una sala de atención especialmente equipada para estos fines».

Los criterios utilizados para egresar un caso luego del tratamiento, tienen relación con «la consecución de objetivos construidos con la familia», explicó Peñafiel, y se utiliza un instrumento llamado “Escala de Consecución de Metas”, que evalúa el nivel de logro de un objetivo.

Todos los objetivos construidos con la familia están alineados con los siguientes criterios:

  • Reducción de los conflictos familiares y deterioros de la convivencia familiar.
  • Disminución de los problemas conductuales de los NNA.
  • Disminución del desajuste emocional de los NNA en estado de vulnerabilidad.
  • Disminución de la negligencia parental.
  • Aumento de la integración social a través del acceso a redes institucionales y familiares que contribuyan a disminuir los problemas de la familia.

Respecto a los principales resultados y la forma en que los pacientes se benefician al recibir la ayuda de Vínculos, la encargada del programa destacó que «se apoya a las familias para que puedan desarrollar habilidades y estrategias que le permitan enfrentar problemas comunes en la crianza de sus hijos. También, a través de la terapia familiar sistémica, se aumenta la comprensión mutua del problema, se estimula el apoyo emocional entre los miembros del sistema familiar, mejora la comunicación, funcionamiento general de las familias y se movilizan recursos sistémicos entre los miembros que contribuyen con la mantención de cambios alcanzados por la familia. “Y agregó: “Ayudamos a fomentar familias más felices y ambientes más seguros para los niños, niñas y adolescentes y reforzamos la conectividad con las redes comunales que permitan mejorar las condiciones de vida de las familias”.

Requisitos y contacto

Los requisitos para acceder a este programa consisten en ser vecino de Las Condes, que los niños/as y jóvenes tengan entre 10 y 17 años con 6 meses, y que cuente con un adulto responsable. Para solicitar más información o realizar consultas, está disponible el correo electrónico edt@lascondes.cl.

Fuente http://www.lascondes.cl

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.